La importancia de salir de tu zona de confort

Ese lugar seguro en el que preferimos refugiarnos y del cual desearíamos no salir jamás, es llamado la zona de confort, y no es tan bueno como parece.

A veces alcanzamos un punto en nuestras vidas donde nos sentimos cómodos, a gusto y en calma ante ciertas situaciones, con algunas personas o en lugares específicos. Por ende, tratamos en la medida que sea posible de mantenernos en ese “lugar seguro”, sin importar si se vuelve repetitivo, rutinario o aburrido.

Quien no arriesga, no gana: ¡Amplía tu zona de confort!

Cuando hablamos de qué es la zona de confort, hacemos referencia a un estado mental y conductual, donde experimentamos ansiedad y miedo ante la posibilidad de tomar riesgos, por lo que preferimos no hacerlo.

Por lo tanto, este estado mental está íntimamente relacionado con la pasividad y puede ser un limitante considerable, en todos los aspectos de nuestras vidas. Esta situación o conducta donde “nos sentimos seguros”, suele generar dependencia y nos impide superar otras circunstancias que representen un reto.

Te dejo con el siguiente vídeo donde, de forma interactiva, nos habla sobre qué es la zona de confort y como podemos ampliarla.

Cuando una persona se refugia en su zona de confort, suele desarrollar y utilizar frente a situaciones retantes, conductas evasivas, con el fin de eludir por completo hasta la más mínima posibilidad de correr un riesgo.

Generalmente, estos comportamientos evasivos suelen ser elementos de su rutina diaria. Este espacio imaginario o real, puede ser fortalecido y amurallado con estrategias que nos alejen de eso que nos hace sentir inseguros y vulnerables. Permanecer demasiado tiempo en la zona de confort impide un crecimiento personal efectivo y exitoso.

¿Cómo saber si estoy en mi zona de confort?

  1. Sientes desmotivación ante cualquier actividad nueva o desconocida
  2. No te atreves a tomar iniciativas
  3. Cumples día a día la misma rutina y te genera miedo o ansiedad salirte de ella
  4. Sientes tristeza, soledad o aburrimiento, pero no haces nada para revertir esas emociones

Salir de la zona de confort

Quedarse a vivir en la zona de confort también nos hace ser apáticos y pasivos, evitando a toda costa la toma de iniciativas y decisiones, lo que sin duda es un gran obstáculo para superar barreras. Salir de la zona de confort es una sencilla y eficaz forma de vencer nuestros miedos autoimpuestos y aumentar así, nuestra autoconfianza, motivación y autoestima

Salir de tu zona de confort es una acción determinante para tu presente y futuro, porque descubrirás cualidades propias que antes no conocías. Tu autoestima también se verá reforzada, ya que ganarás confianza en tus capacidades y talentos. También descubrirás nuevas emociones, e incluso la forma de gestionarlas y controlarlas de la mejor forma posible. 

zona de confort

Cuando sales de tu zona de confort la puerta de un universo lleno de posibilidades se abre frente a tus ojos. Serás una persona mucho más creativa, fuerte, asertiva y autodidacta, cualidades que te permitirán alcanzar todas las metas y objetivos que te plantees en tu vida. Además, salir de tu lugar seguro te permitirá crecer en todos los ámbitos y aspectos de tu vida, desde el punto de vista personal, profesional y social.

Pero recuerda, cuando hablamos de salir de la zona de confort, no estás saliendo, lo estás ampliando, estás conociendo más el mundo que te rodea, tu zona se hace más grande ya que si lo has probado una vez, esa misma acción podrás volver a hacerlo otra vez.

¿Cómo puedo ampliar mi zona de confort?

  1. Define qué situaciones te generan miedo o ansiedad
  2. Cambia de perspectiva y trata de mirar las situaciones desde un punto de vista distinto
  3. Determina los pros y contras de las nuevas situaciones (esas que tanto te dan miedo)
  4. No pienses tanto en el “qué pasará”, aprende a dejar que las cosas simplemente fluyan
  5. Evita poner excusas
  6. Descubre y pon en práctica nuevos hábitos 
  7. Deja de tratar de controlarlo todo
  8. Busca ayuda

Enfrentar nuestros propios miedos puede ser uno de los retos más grandes de nuestras vidas, sin embargo, es una de las experiencias más necesarias para nuestro crecimiento personal.

Atrévete a expandir tus horizontes y salir de tu zona de confort, te adentrarás en territorios nunca antes descubiertos, nuevas aventuras, sacarás a relucir lo mejor de ti y sin duda alguna, vivirás experiencias increíbles y esenciales para ti. ¡Adelante!

Frases para salir de tu zona de confort

Nadie ha muerto jamás de incomodidad, y, sin embargo, vivir en nombre del confort ha matado más ideas, oportunidades, acciones y crecimiento que todo lo demás junto. ¡La comodidad mata! Si tu objetivo en la vida es estar cómodo, te garantizo dos cosas: primera: jamás serás rico; segunda, jamás serás feliz

T. Harv Eker

No podemos convertirnos en lo que queremos ser, permaneciendo en lo que somos

Max DePree

Un barco atracado en un puerto está seguro, pero no es la finalidad para la que fue construido

William Shedd

Si estamos creciendo, siempre estaremos fuera de nuestra zona de comodidad

John Maxwell

Un erudito que atesora el amor a la comodidad no es apto para ser considerado un erudito

Lao Tsé

Sólo se puede crecer si estás dispuesto a sentirte incómodo y molesto al intentar algo nuevo

Brian Tracy

Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años

Abraham Lincoln

Al final importa una mierda si las cosas no salen como queremos. Porque vale más tener cicatriz por valiente que piel intacta por cobarde

Bruce Lee

En la medida en que no estamos viviendo nuestros sueños, nuestra zona de confort tiene más control de nosotros que lo que tenemos sobre nosotros mismos

Peter McWilliams

La inteligencia es la habilidad de adaptarse al cambio

Stephen Hawking

Te puede interesar

Dejar un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme cuando: