El arte de tener paciencia. 7 recomendaciones

¿Quién no se ha sentido superada por una situación que pareciera no tener solución, o desesperada ante el resultado de una circunstancia que deseamos ver resuelta de inmediato? En la vida siempre hay momentos donde queremos que las respuestas, resultados o soluciones se den al instante. Sin embargo, y lamentablemente, no podemos controlar estos escenarios.

Lo que sí podemos controlar y gestionar es la forma en la cual reaccionamos ante estas fases, y para ello lo primero en lo que es necesario trabajar es en: la paciencia.

Sigue leyendo, porque a continuación te cuento cómo tener paciencia y mejorar esas situaciones exasperantes en tu vida. Y hablo desde la experiencia… ¡Y es que… Ser activa e impulsiva no ayuda a ser paciente!

¡Señor, dame paciencia! ¿Qué es el valor de la paciencia?

La paciencia es la capacidad cognitiva y conductual de esperar que algo suceda a su debido tiempo, a pesar de nuestros anhelos, necesidades o deseos. También hace referencia a la actitud de tolerar ciertas circunstancias que no necesariamente sean de nuestro agrado o pleno confort, de manera serena, asertiva y perseverante.

La paciencia es una virtud típica de las personas prudentes, positivas y sensatas, que la construyen y cultivan a lo largo de su vida. Es por ello que si te consideras una persona impaciente, con mucho temple y tranquilidad, además de un adecuado dominio de tus emociones, serás capaz de desarrollar esta increíble cualidad.

la paciencia es una virtud

Para desarrollar la paciencia es imprescindible tomar conciencia de nuestras emociones y pensamientos, ya que, con una paciencia desarrollada, seremos capaces de tolerar ciertas acciones que en otras circunstancias no podríamos.

La paciencia no significa pasividad o resignación, sino poder. Es una práctica emocionalmente liberadora de esperar, mirar y saber cuándo actuar. 

Esta virtud está en íntima relación con tu inteligencia emocional, resistencia y perseverancia, por lo que si se trata de aptitudes que aún no dominas del todo, quizás este sea el momento perfecto para empezar a trabajar en ellas.

Sin embargo, la paciencia como proceso conductual, cae fácilmente en una real contradicción, en vista de que requiere cierto control sobre las emociones, pero a su vez es esencial abandonar la necesidad de controlarlo todo. Por tanto, la clave parece radicar en encontrar un equilibrio mental y emocional acorde con nuestras experiencias.

¿Cómo vivir con paciencia?

Si te preguntas cómo tener paciencia, a continuación comparto algunas ideas para que consigas mejorar en este aspecto de tu vida de manera rápida, efectiva y adecuada:

  1. Toma conciencia de la situación, de tu entorno y de las emociones que experimentas en consecuencia.
  2. Define si puedes hacer algo para cambiar la situación en cuestión o si simplemente la solución no está en tus manos. 
  3. No te centres en el problema, por el contrario, intenta cambiar de perspectiva, en caso de que exista una posibilidad o solución que no hayas visto antes.
  4. Centra tu atención en otras cosas, no solo con la finalidad de “distraer” tu mente, sino también para que puedas mirar la misma situación desde otras perspectivas.
  5. Distingue los momentos o circunstancias que merecen tu paciencia y las que no. Las que merecen que esperes pacientemente suelen estar relacionadas con tus emociones o necesidades, son cosas que amas o realmente necesitas. Mientras que existen situaciones que realmente no valen la pena y puedes simplemente descartar.
  6. Fortalece tu fuerza de voluntad y perseverancia.
  7. No dejes que la ansiedad o anticipación se apoderen de tu mente, emociones y acciones.

La paciencia es una virtud que vale la pena mantener en tu vida, porque te brindará beneficios increíbles. Las personas pacientes saben disfrutar con plenitud cada experiencia vivida, miran con detenimiento sus problemas y reacciones, y son capaces de mejorar en gran medida su control sobre su propia inteligencia emocional.

La paciencia te permite ser una persona mucho más amable, perseverante y tolerante, que aprecia y aprovecha cada momento para aprender algo nuevo.

Te puede interesar

Dejar un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme cuando: