¿Qué es la inteligencia emocional? 7+1 ejercicios para desarrollarlo

Ya te lo digo, a lo largo de tu vida vas a experimentar pérdidas, rechazos, desamor y decepciones por parte de amigos, pareja y familiares. Forma parte de todos nosotros, no queda otra que aguantar la embestida, afrontarlo y hallar el modo en que dichas heridas vuelvan a curarse lo antes posible. Es aquí donde entra la inteligencia emocional.

La inteligencia emocional es un perfecto cicatrizante de heridas del alma y del corazón, por tanto, es importante desarrollar este tipo de inteligencia a lo largo de nuestra vida. Pero… ¿Qué es realmente la inteligencia emocional y por qué es un remedio eficaz para nuestros dolores emocionales?

¿Qué es la inteligencia emocional?

La neurociencia nos ha demostrado que nuestro cerebro tiende a conectarse con otras personas, no en el sentido figurado, claro está, más bien desde un punto científico en la que diferentes regiones de nuestro cerebro se activan por cada interacción o impacto que recibimos de nuestro entorno. Por decirlo de otra manera, nuestro comportamiento interno, el quién somos, se ve afectado por nuestra comunicación con el exterior.

Inteligencia emocional, desarrollo y aprendizaje.jpg

Podemos definir la inteligencia emocional como la capacidad que tenemos para entender y gestionar nuestras emociones. Con entender, me refiero a saber detectar el estado de ánimo de uno mismo, muchas veces no somos capaces y esto lleva a que todo se descontrole.

Entender y controlar nuestras emociones nos ayudará a afrontar mejor los problemas y no solo eso, podrá ayudarte a tener mejores relaciones con otras personas, a conseguir tus objetivos y por supuesto, a liberarte emocionalmente.

Podemos también decir que la inteligencia emocional habla sobre la capacidad de gestionar y controlar las emociones de los demás. Con esto no quiero darle una connotación negativa, más bien positiva, siendo una habilidad de adaptarse a las emociones de otras personas para obtener mayores beneficios, para ti y los demás

Entonces, entendiendo lo anterior, es posible definir la inteligencia emocional como la perfecta armonía entre la autoconciencia, el autocontrol, la empatía y las habilidades sociales.

Origen de la inteligencia emocional

La inteligencia emocional forma parte de los 8 tipos de inteligencias que Howard Gardner clasificó en su libro de 1983 «Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences«, logrando cambiar el enfoque tradicional en el que muchos educadores se valían en sus procesos de enseñanza y aprendizaje. Hoy en día se constata la afirmación de Gardner, pero el sistema educativo sigue sin hallar la manera de desplegarlo al seguir aferrada al sistema tradicional.

El psicólogo y periodista Daniel Goleman publicó su libro Emotional Intelligence (en español, Inteligencia Emocional) en donde afirma que es un error pensar que la cognición y las emociones son dos conceptos totalmente diferentes, pero resulta que ambas actúan en la misma área cerebral. Goleman, apoyado en este teoría, a demostrado que si se ayudara a los niños a gestionar sus propias emociones, estos podrían obtener resultados positivos en su capacidad de aprendizaje.

Te dejo una entrevista del neuropsicólogo Richard Davidson y Daniel Goleman, junto a Eduardo Punset en el que tratan temas muy interesantes sobre la importancia de la gestión de la inteligencia emocional.

¿Cómo desarrollar la inteligencia emocional?

Desde pequeños aprendemos a sumar y a restar, después vamos creciendo y nos enseñan las tablas de multiplicar, seguimos avanzando y nos topamos con el álgebra y las matrices. La inteligencia emocional sigue esas mismas pautas, todo se resume en practicar y practicar hasta conseguir gestionar y controlar tus emociones en cada ámbito de tu vida.

1. Practica la escucha activa

Escuchar no es lo mismo que oír, la escucha activa trata de percibir también el lenguaje no verbal, es decir, los gestos faciales, movimientos de las manos, postura, etc.

¿A veces tienes la sensación que las personas con las que te comunicas solo espera que termines de hablar para expresar su opinión sin escuchar lo que de verdad estabas diciendo?.

Te invito a que la siguiente conversación que tengas realices la escucha activa, fíjate en los movimientos de la persona, en la forma en que te lo está contando. Esto te ayudará a detectar las emociones de la persona y juzgar sus actos con una mayor objetividad y benevolencia.

Realizar este tipo de prácticas te conducirá a obtener una mayor empatía, uno de los elementos de la inteligencia emocional.

2. Escribe sobre tus emociones, aprende a identificarlos

No te guardes en la cabeza cada emoción que sientas a lo largo del día y escríbelo en tu diario de emociones, si no lo tienes, coge una simple hoja en blanco pero escribe, escribe lo que has sentido esta mañana, qué te ha enfadado más este día, que sensación te ha dado una noticia. Te darás cuenta que algunas emociones negativas son exageradas y que desde una posición tranquila y relajada, puedes valorar mejor tu comportamiento emocional.

En este proceso es importante que sepas detectar el tipo de emoción que sientes, no vale con solo identificar emociones básicas como la alegría, el miedo, el enfado, la ira, la tristeza, la felicidad, etc. Es importante especificar qué emoción tienes, cuanto mayor sea tu capacidad de identificar cada estado de ánimo, mayor será tu capacidad de gestionar y controlarlo.

No solo debes escribir lo que sientes, también puedes marcarte objetivos o tareas que hacer al día siguiente, con miras hacia la mejora de tu estado de ánimo. Gracias a esta práctica empezarás a conocerte mucho más, podrás detectar tus puntos de mejora y tus fortalezas emocionales.

3. Buscar y documentarte sobre el tema

Justo como lo estás haciendo ahora. Cuando queremos desarrollar o crear algo, no hay nada como buscar y leer información sobre el tema, esto lo han seguido muchos científicos y grandes personajes como los hermanos Wright, que para desarrollar el primer avión se fijaron y estudiaron el comportamiento y el movimiento de las aves.

Al buscar información sobre la inteligencia emocional podrás documentarte mejor, entender más este concepto, así como detectar nuevas formas de potenciar la inteligencia de la emociones.

Existe muchos artículos científicos, libros y artículos de blogs como este en donde cada uno quiere arrojar luz sobre la definición de inteligencia emocional, como desarrollarlo, como mejorar o como potenciarlo.

En la actualidad tienes un mundo de información a golpe de clic, puedes encontrar muy buenos estudios, entrevistas a grandes profesionales y entendidos de la materia.

4. Pide ayuda

pedir ayuda a coaching personal

Pedir ayuda es de valientes, es una gran señal de querer mejorar y que se dispone de una buena inteligencia emocional, ya que te das cuenta de tus capacidades y de que necesitas ayuda. La ayuda puede venir de muchos lugares, desde la charla con profesionales de la psicología, en el coaching personal, en la ayuda prestada por parte de amigos y familiares, etc.

En el mundo del coaching existen muchos programas formativos que pueden adaptarse a tus necesidades, estos ejercicios pueden ayudarte a mejorar la inteligencia emocional. Según indica la Sociedad Internacional para la Mejora del Desempeño (ISPI), puede ayudarte a desarrollar la inteligencia emocional de media un 25%, y en el caso de las habilidades sociales, hasta un 50%.

5. Haz ejercicio y cuida tu dieta

Está más que comprobado que un cuerpo sano le acompaña una mente más sana. Realiza ejercicio y cuida bien tu dieta, estar en forma ayuda mucho a generar confianza en uno mismo, te ayuda a reducir la ansiedad, el estrés, mejora la autoestima, previene de enfermedades cognitivas, aumenta el rendimiento cerebral y otros beneficios a nivel mental y físico.

¿Te cuento un secreto?. Las personas que hacen ejercicio a diario tienen menos «días malos», siendo solo 2 días malos al mes, según un estudio realizado por The Lancet Psychiatry Journal.

6. Practica el lenguaje positivo

El poder de las palabras, que es capaz de destruir o llevarte al punto más lejano del universo y sentirte libre. Cambiar el lenguaje negativo por el lenguaje positivo nos ayudará para seguir fortaleciendo nuestra inteligencia emocional.

La manera en que nos comunicamos nos afecta emocionalmente, la utilización de palabras positivas hará que nuestra salud mental mejore ya que nos permitirá actuar con más calma, podrá ayudarnos a enfrentarnos a nuestros miedos, a motivarnos y adquiriremos la predisposición a mejorar las situaciones.

También es importante no reprimirse en utilizar el lenguaje negativo, a veces es necesario hacer uso de ello, pero siempre de una manera adecuada.

7. Ríe

Reír para potenciar la emotional intelligence

En este artículo de sabervivirTV, mencionan una serie de beneficios de la riza, entre ellos, la liberación de endorfinas, un neurotransmisor que genera sentimientos de felicidad, amor, relajación y excitación que favorece nuestro bienestar mental. Por otra parte, reír es un acto social que ayuda a mejorar las relaciones con otras personas, lo que provoca un impacto positivo a nuestro cerebro.

Muchas personas han adquirido una habilidad de reír frente a problemas en la vida, ya sea cuando están nerviosos o cuando se ven sometidos a un estrés continuo. El cerebro, para estos casos, utiliza la riza como arma para luchar contra las adversidades.

8. Aprende a cambiar el enfoque introspectivo y extrospectivo

Las personas con una inteligencia emocional muy desarrollada han aprendido a saber cuando es el momento de interiorizar con uno mismo (enfoque introspectivo) y cuando es el momento de seguir conectado con el mundo (enfoque extrospectivo) para no perderse entre sus pensamientos.

Lo importante de este ejercicio es que seas consciente en que tienes el control y la capacidad de gestionar este proceso. Si necesitas estar solo, se entiende, pero también debes ser consciente de lo esencial que es tu entorno para ti y el desarrollo de la emotional intelligence.

Referencias

  • Goleman, D. (1996): Inteligencia emocional. Barcelona, Kairós.
  • Lancet. VOLUME 5, ISSUE 9, P739-746, SEPTEMBER 01, 2018
  • Vallès, A., y Vallès, C. (2000): Inteligencia emocional: Aplicaciones educativas. Madrid, Editorial EOS.
  • Gordon, Lynn Melby. «Gardner, Howard (1943–).» Encyclopedia of Human Development. Ed. Neil J. Salkind. Vol. 2. Thousand Oaks, CA: SAGE Reference, 2006. 552-553. Gale Virtual Reference Library. Web. 27 Oct. 2014

¿Qué es la inteligencia emocional? 7+1 ejercicios para desarrollarlo
4.8 (95%) 8 votos

2
Dejar un comentario

avatar
2 Total comentarios
0 Total respuestas
0 Seguidores
 
Comentario más popular
Comentario más candente
1 Comentarios
Natalia Participantes
  Suscribirse  
Más nuevos Más viejos Más votados
Notificarme cuando:
Natalia
Lector
Natalia

Me encantas tú y el Post! ??

trackback
¿Cómo tener un autocontrol emocional? - Natalia Sanchidrián

[…] control sobre nuestras emociones es una de las premisas centrales de la inteligencia emocional. Cuando tenemos autocontrol emocional somos capaces de gestionar de manera óptima, coherente y […]