Feliz de ser yo - Natalia Sanchidrián

feliz de ser yo

Feliz de ser yo nos enseña cómo muchos de los problemas que tenemos con las relaciones personales y familiares pueden sanarse y regenerarse, independientemente del tiempo que haya podido pasar desde que surgieron. 

La mayoría de estos problemas proceden de creencias colectivas aprendidas, de una falta de comunicación y de una educación donde no se enseñaban ni se abordaban las emociones humanas.

La verdad se encuentra en tu interior, vive esa verdad y todo lo demás llegará solo.

¡ADELANTE!

En este libro aprenderás a

  • 1. Comprender cómo el autoconocimiento, a través de las relaciones personales y tus vínculos familiares, pueden ayudarte a sanar muchas heridas emocionales, incluso a lo largo de tus generaciones.
  • 2. Entender cómo tu educación y la programación de ideas y hábitos de tu entorno, te hicieron formar creencias que no son del todo ciertas y que no te benefician, ni a ti, ni a tus relaciones familiares, personales, e incluso profesionales. Y que muchas de tus emociones puntuales ya han pasado a ser estados mentales.
  • 3. Compartir fabulosas herramientas, en los que se encuentran estudios, ejemplos y opiniones, tanto de profesionales en el campo de la salud, como en el campo de la educación. Estos nos ayudan a entender que, aún sin haber tenido “una infancia perfecta”, podemos sanar muchas de nuestras heridas emocionales a través de las relaciones personales y los vínculos familiares.

Ellos ya lo han leído

Fernando Gabelo Y Concha Velasco

Ivan Caride (The Rebel)

Toñi León, Servicio de Oncología del 12 OCT

Raquel Santamarta EL DIA LEON

Reyes García

Luis Merlo y Antonio Molero

Este libro nos enseña cómo muchos de los problemas que tenemos con las relaciones personales y familiares, pueden sanarse y regenerarse, independientemente del tiempo que haya podido pasar desde que se generaron. La mayoría de estos problemas, proceden de creencias colectivas aprendidas, de una falta de comunicación y de una educación donde no se enseñaba, ni se compartía, el poder experimentar las emociones con las que vivimos cada día los ser humanos. 

 ¿Estás preparada, o preparado, para ella?

Testimonios

Deja tu comentario